h1

IBP e hipomagnesemia

27 diciembre, 2011

Nota de Seguridad  de la AEMPS de 23 de diciembre:  RIESGO DE HIPOMAGNESEMIA ASOCIADO A LOS MEDICAMENTOS INHIBIDORES DE LA BOMBA DE PROTONES (IBP) en la que comunican que:

“Se han identificado casos de hipomagnesemia asociados al uso prolongado de IBP. Se recomienda a los profesionales sanitarios tener presente esta reacción adversa, que aunque poco frecuente, puede resultar potencialmente grave”

En dicha alerta se habla de que:  “Una importante característica de muchos de los pacientes afectados es que presentaron signos de hipomagnesemia durante meses o años y tuvieron que ser ingresados en el hospital en varias ocasiones antes de que se sospechara que el cuadro clínico que presentaban podía estar relacionado con el tratamiento con IBP. El mecanismo por el cual se produce hipomagnesemia se desconoce con exactitud si bien se han postulado diversas hipótesis al respecto. Un aspecto de interés acerca de esta reacción adversa es que se ha observado en pacientes que llevan tomando el medicamento al menos 3 meses, y en la mayoría de los casos 1 año”.

Las recomendaciones a los profesionales sanitarios son:

  • Valorar la posibilidad diagnóstica de hipomagnesemia ante la aparición de sintomatología compatible no explicada en pacientes en tratamientos prolongados con IBP.
  • Considerar la posibilidad de realizar determinaciones plasmáticas de magnesio (previo al inicio y periódicamente durante el tratamiento) a aquellos pacientes:
    • Sometidos a tratamientos prolongados con IBP.
    • Que estén tomando IBP junto con digoxina o cualquier otro medicamento con capacidad para reducir los niveles plasmáticos de magnesio (ej.: diuréticos).

Por otro lado recordar que:

“El magnesio (Mg) tiene una influencia importante en la homeostasis del calcio a través de la disminución de la secreción de la hormona paratiroides (PTH) y de la sensibilidad de ésta sobre el tejido óseo y renal, dando lugar a hipocalcemia e hipopotasemia”.

La hipomagnesemia puede dar lugar a efectos adversos graves como tetania, arritmia y convulsiones, pero también puede producir calambres, debilidad, irritabilidad, confusión y por tanto debemos estar atentos pues son síntomas vagos y frecuentes y hay muchos pacientes tomando IBPs a largo plazo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: